• Actualidad
  • Actividades gratuitas para celebrar el Día de la Hispanidad en Madrid

    Llega el 12 de Octubre y como todos los años nos disponemos a disfrutar de una jornada festival en toda España. Si eres de esos que no se va de puente, no te preocupes ya que Madrid nos tiene preparadas una serie de actividades gratuitas con las que no pisaremos mucho nuestras respectivas casas. Por un lado celebramos el día de la Hispanidad, por otro lado las fiestas del Pilar. Repasamos algunas de esas actividades gratis que hacer el 12 de Octubre en Madrid:

    En el lado cultural nos encontramos con que varios museos de la capital abrirán sus puertas de forma gratuita para poder disfrutar de sus colecciones o de exposiciones temporales. El Museo del Prado, el Reina Sofía y el Museo Thyssen tendrán acceso libre. Se podrán visitar las exposiciones de Doris Salcedo, Colección de Soledad Lorenzo, David Bestué, NSK del Kapital al Capital. Neue Slowenische Kunst y Màrio Pedrosa (Reina Sofía). En el Thyssen habrá acceso gratuito a su colección permanente y a la exposición Sonia Delaunay.

    Museo Reina Sofia

    Pero no queda ahí la oferta cultural que nos encontraremos en Madrid puesto que otros museos también abrirán sus puertas de forma gratis. En este ramillete nos encontraremos con museos tales como Museo Sorolla, Museo Nacional de Antropología,  Museo del Romanticismo, Museo de América, Museo del Traje, Museo Nacional de Artes Decorativas, Museo Cerralbo y Museo Arqueológico Nacional. 

    Si lo que nos gusta es el cine nuestro destino será sin duda alguna El Matadero donde podremos disfrutar de forma gratuita del 26 festival de cine de Madrid PNR. La Cineteca se convierte nuevamente en una de las sedes de este certamen cinematográfico, el más antiguo de la capital, consolidado como un escaparate fundamental para producciones emergentes, ofreciendo una diversa selección del mejor cine de nuestro país aún sin distribución. Dicho certamen se podrá disfrutar del 12 al 24 de octubre.

    Museo del Prado

    No acaba aquí las actividades gratuitas en Madrid el 12 de Octubre puesto que nuestro barrio del Pilar celebra sus fiestas también en honor a la Santa Patrona. Fiestas que se llevan a cabo del 11 al 15 de Octubre y que donde el barrio se transforma en un autentico pueblo con sus ferias, atracciones y conciertos. Entre estos últimos destacamos los que darán tanto Siniestro Total como Camela. Los primeros estarán actuando en la carpa del Parque de la Vaguada el miércoles 11 a las 22 horas, mientras que Camela estarán el sábado actuando en el mismo escenario. 

    Aunque el día grande será el jueves cuando podamos disfrutar de las actuaciones de Red Family Band, Juanita Banana y Palaire, un trio de lujo que nos hará disfrutar de la mejor música desde las 21 horas y que se alargara hasta bien entrada la noche.

    Los Zigarros

    No solo en la capital están de fiestas, puesto que Leganés celebra los fastos en honor de San Nicasio. En el barrio que lleva el nombre del santo también se podrá disfrutar de la mejor música. En este caso serán Los Zigarros, recién llegados de talonear a The Rolling Stones, los que enciendan la noche del jueves con su rock and roll en castellano.

    Por nuestra parte disponemos de descuentos extra en estas fechas, ¡en los que si entregas uno de nuestros flyers en caja te hacemos un 10% de descuento! Selecciona tu artículo favorito en la Calle del Carmen, 18 y llévatelo por menos precio y la misma calidad.

    Flyer AW 17-18

    Flyer AW 17-18 02

    Como podéis ver Madrid siempre nos tiene preparadas actividades con las que seguir enamorándonos de ella. No te quedes en casa y disfruta de un día festivo.

  • Actualidad
  • 11 de Octubre: por el derecho a ser niñas

    Casi la mitad de las mujeres casadas en Malawi contrajeron matrimonio cuando aún eran niñas. Concretamente, el 46% se enlazaron o fueron forzadas a hacerlo impunemente antes de haber cumplido los 18 años, según datos de Unicef. Hoy, en caso de hacerlo, sus padres y adultos involucrados –normalmente los maridos son mayores– se arriesgan a una elevada multa si obligan o consienten bodas entre menores de edad: una cabra. A veces, es todo lo que tienen para subsistir. Incluso pueden llegar a ser condenados a pagar dos o penados con la cárcel si persisten en mantener su decisión tras la primera multa y el asunto escala de la autoridad local a los juzgados nacionales. Este cambio se debe a la modificación en febrero de 2017 de la Constitución del país, que contenía una laguna jurídica que permitía que los niños entre 15 y 18 se casaran con el consentimiento paterno.

    Malawi se convirtió así en uno de los cinco países que, hasta la fecha, han prohibido definitivamente y sin excepciones los matrimonios infantiles este 2017. Los otros cuatro son de América Latina y el Caribe: Guatemala, El Salvador, Honduras y Trinidad y Tobago. En la región, el 23% de las jóvenes casadas se habían enlazado antes de alcanzar la mayoría de edad, revelan las estadísticas recabadas por la ONU en 2016. “Los cambios no sucederán de la noche a la mañana, este será un proceso que llevará algún tiempo, pero esto ya es un paso para nosotros”, declaró Marleni Matías, congresista guatemalteca y presidenta de la Comisión de Mujeres en el Parlamento, cuando se acabó en agosto de este año con el último resquicio legal por el que niños y niñas se podían casar “si un juez consideraba que era en el mejor interés de los menores”, denuncia Plan Internacional.

    Cada año se casan 15 millones de niñas; 28 cada minuto, una cada dos segundos

    Con motivo del Día Internacional de la Niña este 11 de octubre, la ONG ha invitado a cuatro jóvenes de Malawi y Guatemala para demostrar que ellas, como activistas y defensoras de los derechos de las niñas, pueden conseguir los cambios políticos y sociales que desean para tener una infancia y adolescencia feliz en sus países. Para ellas, tal felicidad significa vivir libres de violencia, jugar y, sobre todo, tener la oportunidad de estudiar. Una de cada cuatro mujeres del mundo no disfrutó de tal niñez, son los 750 millones de mujeres hoy casadas cuyos enlaces se celebraron antes de cumplir los 18, según datos del último informe de seguimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la agenda internacional que llama, entre otros retos, a erradicar esta práctica en 2030. La tarea es inmensa: cada año se casan 15 millones de niñas; 28 cada minuto, una cada dos segundos.

    La aprobación de leyes es un gran paso que, sin embargo, no siempre significa el cese definitivo de los casamientos tempranos y forzados. Prueba de ello es que países donde el matrimonio infantil es ilegal registran altos índices de enlaces informales que, en la práctica, para las niñas desembocan en el mismo mal: son obligadas a convivir con hombres mayores que ellas, sufren violencia y abusos sexuales, dejan la escuela y son madres demasiado pronto. Por ello, desde Girls not brides, conglomerado de organizaciones unidas para luchar contra esta lacra, destacan que es necesaria también una labor de sensibilización y concienciación a todos los niveles. A ella contribuyen las cuatro jóvenes de visita en Madrid, Estefany, Ezelina, Naydelin y Josephine, que como activistas de Plan Internacional, lo mismo han recogido firmas para presentarlas en los parlamentos de sus países, que organizado sesiones con padres que planean casar a sus hijas. Y son un ejemplo en sus comunidades porque ellas, solteras y educadas, son la prueba de que con apoyo pueden cambiar la vida a muchas más.

    Estefany, 20 años, Guatemala

    Esrefany, 20 años, de Guatemala. 

    Esrefany, 20 años, de Guatemala. Carlos Rosillo

    “En mi comunidad, se llevaba dar a una niña a cambio de algo. Era la nueva moda”, asegura Estefany. “Aún se siguen dando casos en mi departamento. Sé de una niña a la que sus padres dieron en matrimonio a cambio de una caja de cerveza y otra de agua y comida”, afirma. Uno de los problemas que ahora enfrenta el país, tras a prohibición del matrimonio infantil en todo caso, es que los padres, al no poder casar formalmente a sus hijos menores, lo hacen de manera informal. Es lo que llaman uniones libres. Ante esta nueva realidad, el trabajo de concienciación es indispensable para evitar que las niñas sean forzadas a compartir vida y lecho con hombres mayores que ellas, y consecuentemente, abandonar la escuela. “Organizamos reuniones para sensibilizar”, subraya Estefany.

    La joven se involucró a fondo en la defensa de los derechos de las niñas después de que su padre tratara de prohibirle estudiar. “Él pensaba que era un gasto que luego, si me servía para tener un mejor empleo, disfrutaría mi futuro esposo. Lo consideraba dinero perdido”, reconoce. Finalmente, su madre, voluntaria de Plan Internacional, la apoyó y medió para que continuase su formación. Hoy, sus progenitores (ambos) están convencidos de que hicieron lo correcto, subraya. Aquella experiencia y su participación en actividades de la ONG fueron el empujón para que Estefany se acabase convirtiendo en una activista con especial interés en erradicar los casamientos tempranos en su país. “¿Qué futuro tiene una niña cuidando de otros niños, porque son madres muy pronto, sin educación ni trabajo? Se convierten en esclavas de sus esposos, porque dependen de ellos”, expone. Ella, pese a su deseo de ser ingeniera y matricularse en Asuntos Sociales en la universidad, tuvo que abandonar en el primer semestre debido a su falta de recursos. Hoy, sigue viviendo en el caserío el Coyolito, una comunidad de 250 personas, en el departamento de Verapaz (Guatemala) junto con sus padres y tres hermano en una “casa humilde” de adobe, y trabaja de camarera. Hay algo, no obstante, de lo que se siente muy orgullosa: “Donde vivo, con 20 años y soltera, soy leyenda”. Y sonríe.

    Ezelina, 23 años, Malawi

    Ezelina, 23 años, de Malawi. 

    Ezelina, 23 años, de Malawi. Carlos Rosillo

    Ezelina es reportera y presentadora en el canal de televisión infantil y juvenil Timveni, apoyado por Plan Internacional en Malawi, donde presenta un programa sobre empoderamiento de las niñas. La joven se involucró en la lucha por los derechos de las mujeres porque su progenitora era madre soltera. “Eso me marcó”, reconoce. Además, está convencida de que una niña con educación será mejor persona. Pero en su país son muchas las que abandona la escuela porque son forzadas a casarse durante la adolescencia, antes de poder completar sus estudios. “Esto sucede por varios factores. El principal es que los padres son muy pobres y no tienen recursos para educarlas”, explica. El casamiento se convierte así en una salida: las chicas dejan de ser una carga económica y el marido paga una dote o trabaja para la familia. “También está extendida la creencia de que cuando alcanzan la pubertad ya están preparadas para el matrimonio”, añade.

    Para Ezelina, los medios de comunicación son una buena plataforma para dar voz a las niñas que impulsan iniciativas en sus comunidades contra esta práctica o para mejorar sus vidas. “Compartir historias de éxito, y no solo de sufrimiento, es muy importante”, argumenta. Una de esas historias inspiradoras es la de una adolescente de 15 años que se había casado y tenía un bebé. “Había perdido la confianza en sí misma, pero con apoyo, a sus 21 años ha vuelto a estudiar”, relata. Además de la sensibilización, Ezelina confía en que la definitiva prohibición de esta práctica en su país ayudará a frenarla. Tanto es así, que ella participó activamente en la campaña de recogida de 42.000 firmas (22.000 llegaron de España), para pedir la anulación de la cláusula constitucional que aún lo permitía. Y lo consiguieron.

    Naydelin, 13 años, Guatemala

    Naydelin, 13 años, de Guatemala. 

    Naydelin, 13 años, de Guatemala. Carlos Rosillo

    “En mi aldea, la gente entregaba a sus hijas en matrimonio a cambio de una vaca, dos gallinas o un canasto de pan”, asegura resuelta la pequeña Naydelin. Vive en una casa de adobe con sus padres, una abuela y cuatro hermanos en Carrizar Grande. Para ella, lo mejor es estudiar. Quiere licenciarse en Ciencias Jurídicas y Sociales. Si sus padres, en contra de su voluntad, le dijeran que tiene que abandonar la escuela para casarse con un hombre, ella les respondería: “No, tengo que aprovechar mi juventud”. Eso significa: “Vivir bien, jugar con mis hermanos, estudiar y salir con mis compañeras”. La realidad es que a sus padres les parece muy bien que Naydelin sea activista y luche contra el matrimonio infantil. “Porque no solo pienso en mi bien, sino en el de todos. Hay que ser coherentes y no solo hablar, sino actuar”, explica.

    Tal es su compromiso que, al enterarse de que los padres de dos niñas de su comunidad planeaban casarlas, les reunió para convencerlos de que no lo hicieran. “Está mal que entreguen a sus hijas a cambio de algo. Ellas serán de más ayuda para la familia si estudian”, les dijo. Ahora, con la ley en la mano, tiene más argumentos. “Les entra como miedo de que les metan en la cárcel”, asegura. A pesar de su edad, Naydelin no solo se atreve a debatir con los adultos de su aldea, sino también con los políticos. ¿Qué les diría? “Que tienen que pensar lo que le ocurre a una niña cuando se va a otro hogar con un hombre mayor”, zanja.

    Josephine, 16 años, Malawi

    “En mi área, la mayoría de las niñas se casaban antes de los 18 años”, asegura Josephine. Cuando tenía 14 años, se dio cuenta de que el número de chicas en su clase había caído considerablemente respecto al curso anterior. “Cada año, perdía amigas”, resume. Curiosa, preguntó por qué y la respuesta que obtuvo es que se habían casado o quedado embarazadas. “Empecé a pensar que había que hacer algo”. Así fue como empezó a discutir sobre este y otros temas que les preocupaban con otras compañeras. Llegaron a la conclusión de que les hacía falta un baño. “Cuando estábamos con la regla y manchábamos la ropa, los niños se reían de nosotras”, recuerda. No solo lo consiguieron, sino que además una consejera femenina de la escuela les enseñó a fabricar (y usar) sus propias compresas con paños.

    Sabedora, por propia experiencia, de que ella puede conseguir los cambios que desea para sí misma y las demás, Josephine comenzó a colaborar con Plan Internacional para sumar sus esfuerzos a los de esta organización. Hoy, es miembro del Comité Juvenil de esta ONG en su comunidad y, como tal, ha organizado encuentros en los pueblos y escuelas cercanos a su aldea para advertir de los peligros del matrimonio infantil. “A los padres les decimos que si quieren casar a sus hijas porque no tienen dinero para costear sus estudios, que no se preocupen, que buscaremos una beca para que continúen su educación”, detalla. Con su apoyo, cuatro niñas han anulado sus matrimonios y regresado al colegio. Es una pequeña contribución a solucionar un gran problema, pero también la prueba de que ellas pueden cambiar el mundo.

    Recordad, como individuos dentro de una sociedad tenemos el poder de cambiar las cosas, y de que un poco llegue a ser un mucho. Pequeños riachuelos pueden ser ríos caudalosos, y está en nuestras manos ser conscientes y dar visibilidad a las injusticias y situaciones amorales.

    Desde Grupo Díez celebramos este día como un canto a la esperanza, a que las cosas podrán cambiar.

    ¡Niñas, luchad!

  • Actualidad
  • Oktoberfest 2017: looks imparables

    La cuarta edición de la Oktoberfest Madrid echó a andar este jueves en el WiZink Center de Madrid. El antiguo Palacio de los Deportes se convertirá durante todo el fin de semana en una región más de Baviera para celebrar esta popular fiesta de la cerveza alemana. El Príncipe Luitpold de Bavieray Mario Vaquerizo inauguraron la cita, que se celebrará hasta el 7 de octubre y acogerá a 25.000 visitantes.

    Vaquerizo y Luitpold von Wittelsbach han estado acompañados de Manuel Saucedo, director del recinto, y Juanjo Madariaga, Director de Comercialización de Hostelería, Innovación y Premium de Mahou San Miguel. El Príncipe bávaro Luitpold es descendiente directo de Luis de Baviera y Teresa de Sajonia, cuyos festejos de boda dieron lugar al nacimiento de la Oktoberfest original.

    La fiesta comenzó con la rotura del primer barril, un símbolo tradicional de esta fiesta. En la primera cita ya se han dejado ver los primeros visitantes, que se contarán por miles durante todo el fin de semana. Durante los cuatro días, el público podrá disfrutar de la oferta gastronómica bávara con las mejores variedades de salchichas alemanas, Bockwurst, Bratwurst y Nurenberger; codillo o bretzel. Y, por supuesto, cerveza.

    También habrá música en directo, con un Dj profesional, y la actuación de la Oktoberfest Band, así como un grupo de animación alemán que arrancará de todos los asistentes el brindis más popular de la auténtica Oktoberfest: el conocido «Ein Prosit».

    Ahora que tienes el plan falta el outfit, ¿no? Te sugerimos las mejores tendencias de cara a esta temporada AW 17-18.

    ¡Cómete el fin de semana y vuélvete loca!

  • Actualidad
  • Despedimos a Tom Petty, rockero de excelencia

    Si el rock and roll, a través de melodías arrasadoras y guitarras imparables, siempre ha sido una magnífica ilusión de presente infinito, Tom Petty, muerto a los 66 años por un ataque al corazón en Santa Mónica, California, fue el dueño de una pócima indescifrable. Sus canciones contenían esa promesa eterna de vida instantánea y llegaron a ilustrar como pocas en la música popular el sueño perfecto del aquí y ahora, ese momento imbatible donde todo lo importante sucede bajo el embrujo de unos acordes.

    El artista murió a las 20.40 de este lunes, hora local (5.40 del martes en España), en el hospital UCLA, donde se encontraba ingresado tras ser hallado horas antes inconsciente en su casa. “Estamos desolados de anunciar la muerte prematura de nuestro padre, esposo, hermano, líder y amigo Tom Petty”, anunció su representante, Tony Dimitriades, en un comunicado publicado en la cuenta de Twitter del artista. “Murió en paz rodeado de su familia, sus compañeros de banda y amigos”. Petty estaba en la recta final de una gran gira para celebrar los 40 años de su carrera junto a la banda de acompañamiento de toda su vida, The Heartbreakers. Tras actuar hace tan solo una semana en el legendario Hollywood Bowl de Los Ángeles, le quedaban pendientes dos citas, en Nueva York el 8 y el 9 de noviembre.

    Hay cosas que nunca trascendieron mucho en la vida de este icono de la música estadounidense del último medio siglo que tal vez ayudan a explicar por qué Petty, que se ha ido demasiado pronto y por sorpresa, es el magnífico músico que fue. Una especie de mago que estiraba el presente hasta límites imposibles gracias a un don melódico irrepetible. Una de ellas ha sido que vivió una infancia bajo el yugo asfixiante de su padre. Nacido en Gainsneville, Florida, Petty creció bajo los maltratos de un padre severo y mediocre que pagó con su hijo todas sus frustraciones. Nunca entendió que aquel chico tímido hallase refugio en las canciones de Bob Dylan o Elvis Presley, que dijese que escucharlos era como sentir que los marcianos hubiesen llegado a la tierra con un mensaje nuevo. El trauma lo suplió con canciones. Encerrado en su habitación, el joven Petty decidió encontrar la salvación en la música. Y algo más importante, como más de una vez dijo: devolverle a la música todo lo que le dio.

    Amparado por su madre, un pilar fundamental en la existencia dolorosa del chaval, Petty pronto formó parte de bandas de instituto hasta que consiguió profesionalizarse más o menos con Mudcrutch. El grupo lo formó con Bruce Felder, hermano del profesor de guitarra de Petty, Don Felder, quien más tarde ingresaría en los Eagles, la banda de country más grande del planeta. Con Bruce y dos amigos más, Mike Campbell y Benmont Tench, Mudcrutch se convirtió rápidamente en una sensación en el Estado de Florida. Con ese rock de toque sureño, impulsado por la voz de soul blanca de Petty, el grupo se hizo muy popular en varias ciudades, pero fue un fracaso a nivel discográfico. No llegaron a registrar más que una serie de canciones y nunca pudieron publicar un disco.

     

    Ante esta situación, Petty se fue a Los Ángeles, uno de los epicentros discográficos de Estados Unidos, con el fin de conseguir grabar un primer álbum. Felder se quedó por el camino, pero no lo hicieron Tench ni Campbell, a los que el músico del flequillo plateado reclutó para su proyecto en California. Dijo Petty en su día que no entendía su vida sin la música ni sabía tener otro lenguaje que no pasara por las canciones y, por tanto, no quería renunciar a su sueño. Era la única vida posible para él. Y así fue. Tom Petty and The Heartbreakers –un nombre que nació medio en broma en una sesión de grabación- nacieron con esa urgencia existencial en sus canciones, como instigando a esas ilusiones de vivir intensamente el presente. En 1976, Petty, dueño absoluto de la banda ante las desavenencias que vivió en Mudcrutch, publicó su primer disco con su grupo de acompañamiento, liderado por un fabuloso guitarrista como Campbell, un 24 quilates de las cuerdas y mano derecha de Petty desde entonces.

    Desde ese primer álbum, Tom Petty and the Heartbreakers, el grupo caló en la audiencia estadounidense, pero también en la británica. Ese fue un logro que no estaba al alcance de todos, empezando por el referencial Bruce Springsteen, más tarde portavoz del rock and roll norteamericano en todo el planeta. Las canciones de Petty tenían una visión melódica absorbente pero además encajaban de maravilla en el espíritu de la nueva ola británica, amparada por The Faces, The Jam, Nick Lowe, Elvis Costello o Graham Parker. Debido a esa búsqueda de contacto humano instantáneo, propia del mejor pop de todos los tiempos, el rock de Petty guardaba un sutil toque punk, propicio para los tiempos. Su fascinante emergencia emocional quedó también plasmada en discos como You’re Gonna Get It! (1978), Damn the Torpedoes (1979) –tal vez su gran obra maestra- o Hard Promises (1981). En todos ellos, como el mejor Springsteen, Petty radiografiaba al ciudadano medio americano, damnificado por las grandes crisis económica y de valores –Vietnam, Watergate…- que crearon toda una legión gris de operarios a la sombra del sueño americano. Las canciones de Petty no solo eran puro escapismo, acelerando el ritmo vital con arrolladoras melodías guitarreras y ofreciendo historias de huidas a la caza de horizontes imposibles, sino que además, en los mejores casos, se hacían desde un punto de vista femenino, como en American Girl, Refugee, Learning to Fly o Mary Jane’s Last Dance, dando pie a calar profundamente en la psicología de las mujeres, un público que siempre le demostró su admiración.

    Con esa visión instrumental y lírica tan esencialmente americana, Petty, un autor que en Europa se movía en los extremos de la admiración sin paliativos y el desconocimiento o indiferencia totales dentro de la parroquia rockera, era profeta en su tierra y un músico entre músicos, admirados por coetáneos y maestros como Dylan, con el que llegó a formar la mejor de las bandas imaginables: los Travelling Willburys. Él, Dylan, George Harrison, Jeff Lyne y Roy Orbison dieron rienda suelta a este juguete en forma de grupo y pasaron a la historia, por su calidad sonora y su diversión contagiosa nacidas de estos colosos, como uno de los mejores regalos musicales del siglo XX.

    Petty ponía su pócima al servicio de ese grupo. Esa pócima melódica que, aún hoy, en pleno siglo XXI, es imposible descifrar, como la de la Coca-Cola. Un secreto sonoro que también desarrolló magistralmente en solitario, cuando a finales de los ochenta decidió unilateralmente tirar por su cuenta y detener durante una temporada a los Heartbreakers. Jeff Lyne y Mike Campbell –del único que no se libró en su carrera en solitario- le barnizaron su rock hacia tintes aún más pop. Su pócima volvió a ser un éxito en el delicioso disco Full Moon Feveren 1989. Luego, con la ayuda de Rick Rubin, buscaría un cambio sonoro más anclado en las raíces del folk en el también interesante Wildflowers, en 1994.

    Con los Heartbreakers, tal vez una de las mejores formaciones de rock de todos los tiempos por su ejecución certera y sin aspavientos, sacó discos notables hasta el final de sus días, como Echo, The Last Dj o Mojo, con ese blues de carretera dentro. También volvió, décadas después, a reunir a Mudcrutch, llegando a publicar dos álbumes que nunca nadie esperaba.

    El adiós de Tom Petty es un duro golpe para la música norteamericana. Este año estaba celebrando los 40 años de carrera con los Heartbreakers. Tocando sus clásicos y agradeciendo a un público fiel como pocos que aquel chaval de Florida maltratado por su padre pudiese haberse dedicado profesionalmente a su sueño. Un sueño que en sus canciones sonaba infinito.