• Actualidad
  • Zapatos: Placer y Dolor

    Esta semana se inaugura en Londres una exposición que lleva por nombre precisamente el título de este post. La muestra, lejos de quedarse en la superficie, trata de ahondar en el significado que cada uno le damos al calzado que cada día decidimos ponernos. Helen Persson, comisaria de la exposición, afirma que los zapatos “son objetos que sirven como poderosos indicadores del género, el estatus, la identidad, el gusto e incluso las preferencias sexuales. Nuestras elecciones de calzado ayudan a proyectar la imagen de quien queremos ser.” Una afirmación cuanto menos curiosa, ¿no creéis?

    Expo Zapatos: Placer y Dolor

    Se exponen 250 zapatos cuyo hilo conductor pretende hacernos reflexionar sobre el placer que encontramos en la belleza de muchos diseños a pesar de que llevarlos puestos, pueda convertirse en una pequeña tortura. En la exposición podemos encontrar zapatos banales y excéntricos, antiguos y fabricados con impresoras 3D, usados por prostitutas o monarcas.

    La muestra trata temas tan controvertidos como los escarpines bordados que se ponían a las niñas chinas para que no les crecieran los pies. Unos preciosos escarpines que no por ello dejan de infligir grandes molestias. Esa es la dualidad que trata de expresar la muestra. Pero además esta exposición trata de demostrar que un par de zapatos puede significar mucho más que la mera superficialidad a la que muchos asocian el hecho de preocuparse por lo que uno lleva vistiendo sus pies.

    El poder de los zapatos está lleno de historia y lo encontramos en innumerables cuentos, como el de la Cenicienta, Mago de Oz o El Gato con Botas, historias todas en las que el calzado tiene siempre un poder más allá de lo bello. Tiene el poder de convertirnos en quienes queremos ser, son el instrumento por el que sus protagonistas logran alcanzar sus sueños, sean estos cuales sean. Carrie Bradshaw, cenicienta contemporánea, lleva a los zapatos la máxima expresión de sí misma, la ilusión de lo que le gustaría llegar a ser y en ellos refleja su éxito a lo largo de su historia.

    El calzado, como la moda, sirve para algo más que para vestirnos cada día, es algo más que una mera acción social y así pretende demostrarlo esta muestra que resalta entre sus paredes una cita de La Cenicienta que define todo cuanto aquí hemos dicho: “Un zapato puede cambiarte la vida”.

    La exposición ‘Zapatos: Placer y dolor’ puede verse en Victoria & Albert del 13 de junio al 31 de enero de 2016.

    ¿ Y vosotros qué opináis? ¿Estáis de acuerdo con que los zapatos pueden decir mucho de quien lo lleva?

    No dejéis de visitar la muestra si estáis en Londres y que paséis un estupendo fin de semana.